Crítica

Crítica

A la hora de valorar una película como esta es algo muy difícil. Por una parte, tenemos la participación de Selena Gomez  Vanesa Hadgens, dos productos de la gran producto Walt Disney, cuesta tomársela en serio.

Si uno mira solamente el tráiler, en lo primero que piensa es que simplemente va a ver una película con cuatro chicas en la plenitud de su juventud que se van a dedicar a mostrar cacho durante todo el film, mientras otro tío buenorro aparece y se lía con alguna de las chicas, provocando peleas entre estas.

No obstante, uno tiene que darle una oportunidad a una película como Spring Breakers para encontrar lo que la hace diferente. El cine cómico americano es muy criticado porque en general abusa del uso de situaciones absurdas, la obsesión sexual y el uso abusivo del alcohol como un instrumento humorístico para sacar alguna carcajada al espectador.

Pues si, uno no puede negar que Spring Breakers tiene todo esto a lo largo de toda la película. Sin embargo, no abusa de estos típicos tópicos humorísticos como lo hacen películas como Scary Movie, American Pie  u otras de este estilo. No, en esta película todos y cada uno de estos tópicos están colocados en el momento oportuno en el contexto adecuado, por lo que puede sacar alguna risa al espectador sin necesidad de abusar de ello.

La historia puede resultar la mar de sencilla, de hecho se hizo con este mismo objetivo para que el espectador pudiera disfrutar de una película divertida sin demasiada historia, y avanza a un buen ritmo, con sus parones y sus continuaciones a lo largo la hora y media que dura esta película.

Muchos conocerán a varios de los actores que aparecen en estas películas por haber aparecido en otras películas o programas de televisión. Sin embargo, no tienen que verlos con los ojos de los anteriores papeles que han realizado. Más de uno que piense que varios de estos actores, que vienen de producciones musicales o de películas muy poco conocidas, no van a saber como interpretar a su personaje se llevarán una gran sorpresa. No todo el mundo puede hacer de un traficante de armas con lado bonachón tan bien como lo hace en este caso James Franco o dejar claro que ya no es la niña que aparecía en los magos de Warley Plaza.

Una película con muchos toques de humor que cuenta una historia bien sencilla: cuatro amigas que quieren vivir las vacaciones de primavera de su vida y se añade la aparición de un tío de muy buen ver. Con un final muy alabado por una parte de la crítica y muy mal valorado por otra que no fueron capaces de comprender lo que había pasado.